Add parallel Print Page Options

15 La respuesta amable calma el enojo, pero la respuesta grosera lo hace encenderse más.

De la lengua de los sabios brota conocimiento; de la boca de los necios necedades.

Los ojos del Señor miran por todas partes, y vigilan a los buenos y a los malos.

La lengua que consuela es un árbol de vida, pero la lengua engañosa lastima el espíritu.

El necio menosprecia la corrección de su padre; el que la toma en cuenta demuestra inteligencia.

En la casa del justo hay gran abundancia, pero en las ganancias del malvado, grandes problemas.

Los labios del sabio esparcen sabiduría; el corazón del necio no la conoce.

El Señor detesta las ofrendas de los malvados, pero se deleita en las oraciones del justo.

El Señor aborrece el camino de los malvados, pero ama a quienes procuran la justicia.

10 El que abandona el camino de la justicia será castigado; el que aborrece la corrección morirá.

11 Ante el Señor están las profundidades de la muerte y del sepulcro, ¡con mayor razón el corazón de los hombres!

12 El burlón no ama a quien lo corrige, ni busca la compañía de los sabios.

13 El corazón feliz, alegra la cara; el corazón lastimado, entristece el espíritu.

14 El corazón sabio busca el conocimiento, pero la boca de los necios se alimenta de necedades.

15 Para el afligido, todos los días traen problemas; para el de corazón alegre, todos los días son de fiesta.

16 Es mejor tener poco y honrar al Señor, que tener muchos tesoros y grandes angustias.

17 Es mejor comer verduras sazonadas con amor, que banquete de carne sazonado con odio.

18 El que se enoja fácilmente provoca peleas; el que controla su enojo las apacigua.

19 El camino del perezoso está lleno de espinas; pero la senda del justo es como una calzada.

20 El hijo sabio alegra a su padre; el hijo necio menosprecia a su madre.

21 El necio se alegra en su falta de juicio; el inteligente corrige sus propios pasos.

22 La falta de consejo frustra los planes; la abundancia de consejo los prospera.

23 Qué grato es dar la respuesta adecuada, y todavía más grato cuando es oportuna.

24 El camino de los sabios sube hacia la vida, y los libra de bajar al sepulcro.

25 El Señor destruye la casa del orgulloso, pero protege la propiedad de la viuda.

26 El Señor detesta el pensamiento de los malvados, pero le agradan las palabras limpias.

27 El ambicioso trae dolor a toda su familia, pero el que aborrece el soborno vivirá.

28 El justo piensa antes de hablar, pero de la boca del malvado brota maldad.

29 El Señor está lejos de los malos, pero escucha las oraciones de los justos.

30 La mirada que anima trae alegría al corazón, y las buenas noticias dan nuevas fuerzas.

31 El que escucha la corrección que da la vida, habitará entre los sabios.

32 El que rechaza la corrección se daña él mismo; el que atiende la reprensión gana entendimiento.

33 El honrar al Señor enseña sabiduría; primero viene la humildad y luego la honra.

Nueva Biblia Viva (NBV)

Nueva Biblia Viva, © 2006, 2008 por Biblica, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo.

15  La blanda respuesta quita la ira;
Mas la palabra áspera hace subir el furor.

La lengua de los sabios adornará la sabiduría;
Mas la boca de los necios hablará sandeces.

Los ojos de Jehová están en todo lugar,
Mirando a los malos y a los buenos.

La lengua apacible es árbol de vida;
Mas la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.

El necio menosprecia el consejo de su padre;
Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente.

En la casa del justo hay gran provisión;
Pero turbación en las ganancias del impío.

La boca de los sabios esparce sabiduría;
No así el corazón de los necios.

El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová;
Mas la oración de los rectos es su gozo.

Abominación es a Jehová el camino del impío;
Mas él ama al que sigue justicia.

10 La reconvención es molesta al que deja el camino;
Y el que aborrece la corrección morirá.

11 El Seol y el Abadón están delante de Jehová;
!!Cuánto más los corazones de los hombres!

12 El escarnecedor no ama al que le reprende,
Ni se junta con los sabios.

13 El corazón alegre hermosea el rostro;
Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.

14 El corazón entendido busca la sabiduría;
Mas la boca de los necios se alimenta de necedades.

15 Todos los días del afligido son difíciles;
Mas el de corazón contento tiene un banquete continuo.

16 Mejor es lo poco con el temor de Jehová,
Que el gran tesoro donde hay turbación.

17 Mejor es la comida de legumbres donde hay amor,
Que de buey engordado donde hay odio.

18 El hombre iracundo promueve contiendas;
Mas el que tarda en airarse apacigua la rencilla.

19 El camino del perezoso es como seto de espinos;
Mas la vereda de los rectos, como una calzada.

20 El hijo sabio alegra al padre;
Mas el hombre necio menosprecia a su madre.

21 La necedad es alegría al falto de entendimiento;
Mas el hombre entendido endereza sus pasos.

22 Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo;
Mas en la multitud de consejeros se afirman.

23 El hombre se alegra con la respuesta de su boca;
Y la palabra a su tiempo, !!cuán buena es!

24 El camino de la vida es hacia arriba al entendido,
Para apartarse del Seol abajo.

25 Jehová asolará la casa de los soberbios;
Pero afirmará la heredad de la viuda.

26 Abominación son a Jehová los pensamientos del malo;
Mas las expresiones de los limpios son limpias.

27 Alborota su casa el codicioso;
Mas el que aborrece el soborno vivirá.

28 El corazón del justo piensa para responder;
Mas la boca de los impíos derrama malas cosas.

29 Jehová está lejos de los impíos;
Pero él oye la oración de los justos.

30 La luz de los ojos alegra el corazón,
Y la buena nueva conforta los huesos.

31 El oído que escucha las amonestaciones de la vida,
Entre los sabios morará.

32 El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma;
Mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.

33 El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría;
Y a la honra precede la humildad.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

15 La respuesta amable calma el enojo,
    pero la agresiva echa leña al fuego.

La lengua de los sabios destila conocimiento;[a]
    la boca de los necios escupe necedades.

Los ojos del Señor están en todo lugar,
    vigilando a los buenos y a los malos.

La lengua que brinda alivio[b] es árbol de vida;
    la lengua insidiosa deprime el espíritu.

El necio desdeña la corrección de su padre;
    el que la acepta demuestra prudencia.

En la casa del justo hay gran abundancia;
    en las ganancias del malvado, grandes problemas.

Los labios de los sabios esparcen conocimiento;
    el corazón de los necios ni piensa en ello.

El Señor aborrece las ofrendas de los malvados,
    pero se complace en la oración de los justos.

El Señor aborrece el camino de los malvados,
    pero ama a quienes siguen la justicia.

10 Para el descarriado, disciplina severa;
    para el que aborrece la corrección, la muerte.

11 Si ante el Señor están el sepulcro y la muerte,
    ¡cuánto más el corazón humano!

12 Al insolente no le gusta que lo corrijan,
    ni busca la compañía de los sabios.

13 El corazón alegre se refleja en el rostro,
    el corazón dolido deprime el espíritu.

14 El corazón entendido va tras el conocimiento;
    la boca de los necios se nutre de tonterías.

15 Para el afligido todos los días son malos;
    para el que es feliz todos son de fiesta.

16 Más vale tener poco, con temor del Señor,
    que muchas riquezas con grandes angustias.

17 Más vale comer verduras sazonadas con amor
    que un festín de carne[c] sazonada con odio.

18 El que es iracundo provoca contiendas;
    el que es paciente las apacigua.

19 El camino del perezoso está plagado de espinas,
    pero la senda del justo es como una calzada.

20 El hijo sabio alegra a su padre;
    el hijo necio menosprecia a su madre.

21 Al necio le divierte su falta de juicio;
    el entendido endereza sus propios pasos.

22 Cuando falta el consejo, fracasan los planes;
    cuando abunda el consejo, prosperan.

23 Es muy grato dar la respuesta adecuada,
    y más grato aún cuando es oportuna.

24 El sabio sube por el sendero de vida,
    para librarse de caer en el sepulcro.

25 El Señor derriba la casa de los soberbios,
    pero mantiene intactos los linderos de las viudas.

26 El Señor aborrece los planes de los malvados,
    pero se complace en las palabras puras.

27 El ambicioso acarrea mal sobre su familia;
    el que aborrece el soborno vivirá.

28 El corazón del justo medita sus respuestas,
    pero la boca del malvado rebosa de maldad.

29 El Señor se mantiene lejos de los impíos,
    pero escucha las oraciones de los justos.

30 Una mirada radiante alegra el corazón,
    y las buenas noticias renuevan las fuerzas.[d]

31 El que atiende a la crítica edificante
    habitará entre los sabios.

32 El que rechaza la corrección se desprecia a sí mismo;
    el que la atiende gana entendimiento.

33 El temor del Señor imparte sabiduría;
    la humildad precede a la honra.

Footnotes

  1. 15:2 destila conocimiento (LXX); hace bien al conocimiento (TM).
  2. 15:4 que brinda alivio. Lit. que sana.
  3. 15:17 que un festín de carne. Lit. que toro engordado.
  4. 15:30 las fuerzas. Lit. los huesos.
Nueva Versión Internacional (NVI)

Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL® NVI® © 1999, 2015 por Biblica, Inc.®, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo. Used by permission. All rights reserved worldwide.

Bible Gateway Sponsors