Add parallel Print Page Options

(3) Yo me siento orgulloso del Señor;
¡óiganlo y alégrense, hombres humildes!
(4) Alabemos juntos y a una voz
la grandeza del nombre del Señor.

Read full chapter

Dios cuida de los suyos

SALMO 34 (33)

Este salmo lo compuso David cuando se presentó ante el rey Abimelec y quiso hacerle creer que estaba loco. Por eso Abimelec le ordenó que saliera de su presencia.

34 1-2 Dios mío,
¡yo estoy muy orgulloso de ti!
¡Todo el tiempo te bendeciré!
¡Mis labios siempre te alabarán!

Ustedes, los humildes,
¡oigan esto y alégrense conmigo!
¡Únanse a mí,
y juntos alabemos
la grandeza de Dios!

Read full chapter

Dio libertad a su pueblo
y afirmó su alianza para siempre.
Dios es santo y terrible.

Read full chapter

Dios dio libertad a su pueblo;
así afirmó su pacto eterno.
¡Imponente es el Dios de Israel;
el único Dios!

Read full chapter

Bendeciré al Señor

(1a) De David.

103 (1b) Bendeciré al Señor con toda mi alma;
bendeciré con todo mi ser su santo nombre.

Read full chapter

¡Te alabaré con todas mis fuerzas!

SALMO 103 (102)

Himno de David.

103 ¡Con todas las fuerzas de mi ser
alabaré a mi Dios!

Read full chapter

11 (12) El cielo y la tierra son tuyos;
tú formaste el mundo y todo lo que hay en él.

Read full chapter

11 Tuyo es el cielo,
tuya es también la tierra;
tú creaste el mundo
y todo lo que hay en él.

Read full chapter

    Pues él apaga la sed del sediento
    y da abundante comida al hambriento.

Read full chapter

¡Dios calma la sed del sediento,
y el hambre del hambriento!

Read full chapter

10 (11) Los ricos se vuelven pobres, y sufren hambre,
pero a los que buscan al Señor nunca les faltará ningún bien.

Read full chapter

8-10 Dios bendice
a los que en él confían.
Ustedes, pueblo de Dios,
vengan y prueben su bondad;
verán que a quienes lo adoran
nunca les falta nada.
Los ricos[a] pasarán hambre,
pero a los que confían en Dios
nunca les faltará nada bueno.

Read full chapter

Footnotes

  1. Salmos 34:8 Los ricos: Con un ligero cambio de letras, la palabra hebrea que otras versiones traducen como leoncitos se ha traducido aquí como ricos.

ha tenido presentes su amor y su lealtad
hacia el pueblo de Israel.
¡Hasta el último rincón del mundo ha sido vista
la victoria de nuestro Dios!

Read full chapter

Nuestro Dios se acordó
de Israel, su pueblo amado.
¡Los más lejanos lugares de la tierra
han visto el triunfo de nuestro Dios!

Read full chapter

(10) Y así es:
tú me hiciste nacer del vientre de mi madre;
en su pecho me hiciste descansar.

Read full chapter

Pero digan lo que digan,
fuiste tú quien me hizo nacer;
fuiste tú quien me hizo descansar
en los brazos de mi madre.

Read full chapter

Bible Gateway Sponsors