Add parallel Print Page Options

18 Aquel día Gad fue a David y le dijo:

—Sube y erige un altar al SEÑOR en la era de Arauna el jebuseo.

19 David subió, conforme a la palabra de Gad que el SEÑOR le había mandado. 20 Arauna miró y vio al rey y a sus servidores que venían hacia él. Arauna salió y se postró ante el rey con el rostro en tierra. 21 Y Arauna preguntó:

—¿Por qué viene mi señor el rey a su siervo?

David respondió:

—Para comprarte la era y edificar un altar al SEÑOR, a fin de que cese la epidemia en el pueblo.

22 Arauna respondió a David:

—Tómela y ofrezca mi señor el rey lo que le parezca bien. Mira los bueyes para el holocausto, y los trillos y yugos de los bueyes para leña. 23 Todo, oh rey, se lo da Arauna al rey. —Dijo además Arauna al rey—: ¡Que Dios te acepte!

24 Pero el rey respondió a Arauna:

—No, sino que por su precio te lo compraré, porque no ofreceré al SEÑOR mi Dios holocaustos que no me cuesten nada.

Entonces David compró la era y los bueyes por quinientos cincuenta gramos de plata. 25 David edificó allí un altar al SEÑOR, y ofreció holocaustos y sacrificios de paz. Así el SEÑOR atendió las súplicas en favor de la tierra, y cesó la epidemia en Israel.

Read full chapter

Bible Gateway Sponsors