Add parallel Print Page Options

Entonces el rey llamó a los gabaonitas y les habló. Los gabaonitas no eran de los hijos de Israel, sino del remanente de los amorreos, a los cuales los hijos de Israel habían hecho juramento. Pero debido a su celo por los hijos de Israel y de Judá, Saúl había procurado matarlos.

David preguntó a los gabaonitas:

—¿Qué haré por ustedes y con qué haré compensación, para que bendigan la heredad del SEÑOR?

Los gabaonitas le respondieron:

—No tenemos pleito sobre plata ni oro con Saúl ni con su casa. Tampoco queremos que muera nadie en Israel.

Él les dijo:

—Haré por ustedes lo que digan.

Ellos respondieron al rey:

—De aquel hombre que nos destruyó y maquinó contra nosotros para exterminarnos, sin dejar nada de nosotros en todo el territorio de Israel, que nos den siete hombres de sus descendientes para que los ahorquemos delante del SEÑOR en Gabaa de Saúl, el escogido del SEÑOR.

El rey dijo:

—Se los daré.

El rey perdonó la vida a Mefiboset hijo de Jonatán, hijo de Saúl, por el juramento del SEÑOR que había entre ellos, entre David y Jonatán hijo de Saúl. Pero tomó a dos hijos de Rizpa hija de Ayías, que ella había dado a luz a Saúl, a saber: Armoni y Mefiboset. También tomó a cinco hijos de Merab[a] hija de Saúl, que ella había dado a luz a Adriel hijo de Barzilai el mejolatita. Los entregó en mano de los gabaonitas, y ellos los ahorcaron en el monte delante del SEÑOR; y murieron los siete juntos.

Ellos fueron muertos en los primeros días de la siega, al comienzo de la siega de la cebada.

Read full chapter

Footnotes

  1. 2 Samuel 21:8 Según dos mss. y vers. antiguas; cf. 1 Sam. 18:19; TM, Mical.

Bible Gateway Sponsors